PABLO T S STUDIO Exposición Road to Kashi Centro Hispano-Americano de Cultura de La Habana, Cuba Reza la leyenda hindú que si mueres en Kashi y te incineran en el río Ganges, se rompe el ciclo de reencarnaciones y el alma va directa al paraíso. Kashi o Benarés, como también se le conoce, es una de las siete ciudades sagradas del hinduismo y es considerada la ciudad habitada más antigua del mundo. Está situada a orillas del Ganges y hasta allí van miles de peregrinos a purificarse de pecados sumergiéndose en las aguas del rio. Dos viajes ha realizado a esa ciudad santuario, y a lo largo del norte de la India, el fotógrafo español Pablo Tarrero. Inspirado en la lectura de los libros El olor de la India, de Pier Paolo Passolini y, Tigre Blanco, de Aravind Adiga, Tarrero emprendió en 2008, primero y, 2012, después, sendos viajes al interior del fascinante país asiático, en un periplo muy personal, en el cual hace confluir la experiencia íntima, el viaje como ruta en busca de conocimiento y el concepto artístico y cultural, a través de la fotografía: “En realidad se trata de fotografiar a otros, en este caso a los indios, para hablar de mí mismo”. Pablo se revela entonces como fotógrafo de la geografía humana, el paisaje que le interesa es el del hombre y su impronta más inmediata, por eso rehúye la visión folklórica o turística. De ahí la ausencia de estereotipos en sus imágenes, tales como las cobras danzantes, los elefantes o los Taj Mahales. Con cierto riesgo técnico, mezcla el uso del blanco y negro con el color, en instantáneas de paso, rostros de hombres y mujeres, huellas en las paredes, un frontón, un perro o un auto abandonado, un rincón de un templo donde resaltan el hombre y su huella, no la monumentalidad de la arquitectura en sí misma. Es la visión anti épica, a escala muy humana, del viajero-fotógrafo que va en busca del detalle, en un territorio donde lo sagrado, lo divino, milenarios, parecen tragarse la individualidad del alma, la escala cotidiana. Un viaje nada usual, iniciado en un apartado desierto pakistaní, recorriendo el septentrión hindú hasta llegar a la ciudad sagrada, guardando en la pupila lo sacro y lo profano, el erotismo y la religión, los rostros humanos y los caracteres de las miles de deidades, en una India que por su historia y cultura de leyenda, sigue siendo cuna de la civilización así, como lo muestra Road to Kashi. Ernesto Sierra All Rights Reserved | Pablo Tarrero © 1992 - 2020 Pablo T S Studio