PABLO T S STUDIO

Una buena señal

 

En Cuba las cosas pueden cambiar, y cambian, a pesar de la sensación general que tienen muchos cubanos.

 

Hace un año algo ha cambiado en la isla y parece que no tiene marcha atrás; desde diciembre de 2018 cualquier cubano que tenga un smartphone puede conectarse a internet. Hasta esa fecha, el acceso a internet era limitado, por múltiples razones, entre ellas, la falta de ordenadores en los hogares. Pero ahora, la conjunción de internet y teléfonos inteligentes, ha popularizado el acceso a la red para la mayoría de los cubanos ya que en la Cuba actual los móviles inteligentes son casi tan populares como en el resto del mundo.

 

Ahora los isleños pueden navegar por el ciberespacio, hiper comunicarse a través de las redes sociales o ver las noticias internacionales como cualquier ciudadano europeo. El gobierno, quizás haciendo suyo el dicho de que no se puede tapar el sol con un dedo o temeroso de perderse un negocio millonario, comercializa en exclusiva  paquetes de datos móviles para el que los pueda pagar. El precio de éstos paquetes es caro, pero no surrealista, como tantos otros precios en el día a día de la isla.

 

Es por eso que el paisaje humano habitual de la Habana, plagado de colas de espera está cambiando, como muestran estas fotos. El tiempo dirá si la popularización del acceso a internet cambia las cosas en la isla, pero nadie podrá negar que es una buena señal.

 

Guillermo Madjarian

All Rights Reserved | Pablo Tarrero © 1992 - 2020 Pablo T S Studio